Paseando

Paseando por entre toda la naturaleza viva de un lugar, con el respeto del caminante, con el agradecimiento de los ojos que ven y de todo aquello que se muestra y nos puede enseñar… Se nos descubre en objetos (maderas, muebles, utensilios… árbol, roca, viento) que un día, sin saber porqué no otros días, nos dejaron la observación curiosa, abierta a historias por reales y a fantasías por novedosas.

Fiel a los comienzos y a las materias del tiempo que nos precedieron y nos predijeron un nuevo juego donde el arte queda quieto para que tú te muevas, (y esta es su ética)  y presente para el que quiera pasar, pasear y posar un ojo primitivo y sincero, lejano a la estética y al llanto y próximo al querer estar, ser, aún desde fuera, te invita a que seas parte de ese encuentro.

En un lugar de la sierra cuyo nombre no se puede evitar, la obra de Fernando López, nos habla de Riópar.

ALBERTO PORTA

Anuncios

Los comentarios están cerrados.